Tener un trabajo ya no es garantía de salida de la pobreza

Posted on

Reproducimos a continuación varios fragmentos del Informe anual del Defensor del Pueblo 2017, Volumen I.2 Crisis económica y desigualdad.

“A quien tenga trabajo hoy no se le garantiza que lo tenga mañana, y tampoco que ese trabajo le proporcione la cobertura de sus necesidades básicas, lo que hace que esos ciudadanos vivan en un estado de constante ansiedad.”

“[…] abundan las situaciones en las que los problemas que afectan a la gente se encuentran fuera de la agenda política de los gobernantes, sin que tampoco entren a formar parte […] de las estrategias de quienes están en la oposición”

“La realidad […] está plagada de miedo, de carencias y de precariedad, y que nos hemos acostumbrado a tan lamentable situación. Así lo atestiguan los despidos individuales o colectivos, las rebajas de salarios, la sustitución de mano de obra fija y con experiencia por otra más barata y precaria, unido a la asunción de más tareas por parte de los mismos trabajadores.”

La situación en Ericsson no escapa a lo denunciado por el Defensor del Pueblo. Los recientes EREs se han orientado a precarizar el empleo, reemplazando empleados con experiencia por otros más baratos o subcontratados y sobrecargando de trabajo a los que no son despedidos. Esto es posible gracias a una legislación que favorece claramente al empresario frente a los trabajadores.

One thought on “Tener un trabajo ya no es garantía de salida de la pobreza

    […] a través de Tener un trabajo ya no es garantía de salida de la pobreza — CGT en Ericsson […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.