Pensiones

Referencias económicas, laborales y sociales 2018

Posted on

El Gobierno, a través de las diferentes leyes aprobadas por el Parlamento, tiene la obligación de actualizar anualmente los valores de referencia (a veces valores mínimos) de los indicadores económicos, laborales y sociales.

Para 2018, esta actualización se ha realizado a través del Real Decreto 1077/2017 BOE 30/12/2017 y Real Decreto 1079/2017 BOE 30/12/2017. Los indicadores afectados incluyen: salario mínimo interprofesional, IPREM, bases de cotización, pensiones y prestaciones familiares.

CONVOCATORIA: Manifestación 24-O por la defensa de las pensiones públicas

Posted on Updated on

CONVOCATORIA: Manifestación 24-O por la defensa de las pensiones públicas

Recordamos la importancia de participar en la Manifestación del jueves, 24 de octubre, en defensa de las PENSIONES PÚBLICAS.

La MANIFESTACIÓN unitaria de Madrid comenzará a las 19.30 horas y el recorrido es Atocha – Jacinto Benavente – Sol.

Que una sociedad cubra dignamente las necesidades de las personas, que por edad o por enfermedad no pueden ni deben trabajar, es una de las mejores muestras de su nivel de civilización. En el debate sobre qué sistema de pensiones queremos, así como el de qué tipo de educación o qué tipo de sanidad, se muestra la clase de sociedad a la que aspiramos. Nos dicen que la sociedad envejece, que habrá más personas jubiladas para cobrar y menos personas trabajando para cotizar, que la esperanza de vida aumenta. Insisten en que hay que sanear las cuentas públicas pues no se puede gastar más de lo que entra, y para ganar competitividad, hay que reducir las cotizaciones sociales. Pero mientras repiten que hay pocos cotizantes, tenemos 6 millones de parados y se da con la puerta en las narices a los inmigrantes que pueden contribuir con su trabajo.

El número de años que cobramos las pensiones influye en los gastos de la Seguridad Social, pero también influye el trabajo precario, la continua bajada de salarios, el paro juvenil y los parados mayores de 45 años excluidos de facto del mercado laboral. Los aumentos de productividad también pueden influir en los ingresos y gastos del sistema público de pensiones, pero para ello deberían incrementar los salarios y las cotizaciones sociales, y no sólo los beneficios empresariales. Con estos recortes aumentan la edad de jubilación, amplían los períodos de cómputo para calcular la pensión, reducen su cuantía, … quedando así muchos de los actuales y futuros trabajadores excluidos del sistema de pensiones. Las pensionesasí como el resto de garantías y servicios públicos, deben estar en el primer lugar entre los gastos de la sociedad. Los sistemas privados de pensiones no deben tener ningún apoyo público. Hay que tomar el control social de los sistemas públicos de protección social apostando por su autogestión y democratización por parte de los trabajadores. La clase obrera asiste a un retroceso constante de sus condiciones laborales y de vida. Sólo la lucha nos devolverá lo que la ley nos quita, hasta conseguir destruir este sistema establecido para cambiarlo por otro que nos permita pasar la tercera edad con tranquilidad y buena salud.

 

No olvides tus derechos;

Por unas pensiones dignas