Mujer

Nota 212: 8 de Marzo. Día de la Mujer

Posted on Updated on

8 de Marzo. Día de la Mujer

El 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, no es una celebración sino una conmemoración. La elección de la fecha rinde homenaje a las 146 trabajadoras muertas en 1908 durante el incendio en una fábrica, incendio que se atribuyó al dueño como represalia por las protestas de las trabajadoras, que reivindicaban unas mejores condiciones de trabajo y sueldo equiparables a las que disfrutaban los hombres.

Han pasado más de 100 años desde esos hechos y no son tantas las cosas que han mejorado. El primer mundo ha conseguido de manera indiscutible una importante mejora general de las condiciones laborales para todos los trabajadores, hombres y mujeres, si las comparamos con las de los primeros tiempos de la revolución industrial. Tenemos jornadas más cortas, políticas de seguridad laboral, derechos laborales reconocidos jurídicamente…. Teóricamente, hemos conquistado la deseada igualdad de derechos entre hombres y mujeres y ya no se puede discriminar a la mujer por el hecho de serlo con cobertura legal. Algo sigue sin funcionar bien cuando las reivindicaciones de la mujer en el entorno laboral poco han cambiado en estos 100 años. Seguimos pidiendo que se nos valore y remunere igual que a nuestros compañeros varones y seguimos sufriendo las dificultades para conciliar vida personal y profesional.

Las mujeres hemos conseguido acceder de forma masiva al mercado laboral y ya no hay profesiones “de hombres” vetadas a la mujer. Pero también nos topamos de bruces con un entorno laboral no siempre igualitario que pone límites no escritos al desarrollo profesional de la mujer, que penaliza duramente la maternidad y que con gran frecuencia tolera actitudes sexistas, muchas veces tan sutiles y arraigadas en la conciencia colectiva que resultan difíciles de hacer visibles y que parecen inocuas, aunque no lo sean. Nuestro sistema de valores, de normas, de leyes, nuestras expectativas culturales y formas de organización benefician sistemáticamente al hombre, que es quien, a consecuencia de ello, consigue siempre los mayores logros en detrimento de la mujer. Es el privilegio de ser hombre. Éste no es siempre un proceso consciente o malintencionado y casi nunca es un proceso visible, pero es real, y dañino.

Vivimos y trabajamos en un entorno desigual en el que, como acabamos de decir, ser hombre implica no sólo tener mejor salario o mejores expectativas profesionales, sino también ser mejor percibido por el entorno en todos los aspectos: un hombre puede ser proactivo sin ser considerado autoritario, negociar activamente sin ser calificado de agresivo, ascender sin que se cuestionen sus méritos o se diga que cubre una cuota, o tomarse una licencia para atender a sus hijos sin que la percepción general sea que “no está disponible”. Un hombre no es víctima de los estereotipos de género, estereotipos muy implantados y también presentes en el día a día de nuestro entorno de trabajo en Ericsson. No queremos sembrar una polémica innecesaria: ser hombre no implica ser mala persona ni mal trabajador; simplemente implica tener más posibilidades que una mujer de beneficiarse de todos estos privilegios, y eso es injusto. Y ésta es una reflexión que hoy, Día de la Mujer, merece la pena hacer.

La realidad se puede cambiar y desde CGT trabajamos activamente para apuntalar un cambio del papel de la mujer en el ámbito social en general y el empresarial en particular. En los últimos años hemos luchado y dedicado muchas horas de trabajo para sacar adelante un Plan de Igualdad que apuntale este cambio de percepción del papel de la mujer. La realidad nos dice una y otra vez que ser mujer supone partir en desventaja y que por tanto son necesarias ciertas medidas para eliminarlas. Medidas positivas para que las mujeres son sean penalizadas por las cargas sociales que asumen mayoritariamente, sobre todo en relación a la maternidad, y medidas también para incentivar a los hombres a compartir esas cargas. También es necesario disponer del protocolo contra el acoso y discriminación que acordamos para luchar contra las situaciones más sangrantes.

Necesitamos un cambio de mentalidad, también en Ericsson, para visibilizar el trabajo de todas las mujeres que trabajamos día a día en esta empresa y ponerlo en valor. Puede que hayamos acabado con las normas que relegaban explícitamente a la mujer a un papel secundario, pero aún queda mucho recorrido para acabar con el sesgo que dejan en todos nosotros siglos de convivencia basados en normas hechas por los hombres.

Por todo esto hoy, 8 de Marzo, día de la Mujer, desde la Sección Sindical de CGT en Ericsson queremos recordar todo lo que queda por hacer y reivindicar el trabajo de ese 30% de mujeres que somos una parte fundamental de esta empresa. Sigamos luchando por conseguir el reconocimiento que aún nos falta.

2016-03-08 Dia de la Mujer

#DíadelaMujer #IWD2016

Nota 179: 7 N en Madrid: ¡BASTA YA! DE VIOLENCIAS MACHISTAS

Posted on Updated on

7 N en Madrid: ¡BASTA YA! DE VIOLENCIAS MACHISTAS

Desde la CGT, hacemos un llamamiento a la participación en la movilización estatal del 7 de Noviembre en Madrid, para gritar muy alto y muy claro ¡BASTA YA! DE VIOLENCIAS MACHISTAS.

La dimensión que ha adquirido la Violencia de Género en nuestro país es insoportable y vemos como cada año las mujeres son asesinadas por el solo hecho de serlo, pudiendo hablar de un verdadero feminicidio que gota a gota, vida a vida, va golpeando a las mujeres sin que las Administraciones muestren eficacia en frenar los asesinatos.

Por ello, CGT es una de las 450 organizaciones que  marcharan a Madrid el día 7 de noviembre con el fin de mostrar nuestra más contundente repulsa contra todo tipo de violencia contra las mujeres, la manifestación más brutal de la desigualdad entre mujeres y hombres y un grave atentado contra los derechos humanos.

7N-Violencia machista

Marcha7Nmadrid 

Sábado 7 noviembre, 12 h 

Marcha Estatal Contra las Violencias Machistas

Del Ministerio de Sanidad (Paseo del Prado 18) hasta Plaza de España

Con esta Marcha, uniéndonos a las reivindicaciones de las convocantes, en CGT queremos:

  • Denunciar la pasividad e ineficacia de los poderes públicos para combatir y eliminar la persistente violencia contra las mujeres, agravada por la eliminación y recorte de los recursos necesarios para la prevención y tratamiento de las mujeres víctimas de la violencia machista.
  • Denunciar la insuficiencia de las ayudas, medidas y bonificaciones relativas al fomento del empleo y del Programa de Acción específico de inserción socio-laboral de las mujeres víctimas de la violencia de género.
  • Reclamar la plena aplicación de la normativa igualitaria que obliga a una actuación transversal e integral contra la violencia de género en todos los ámbitos: educativo, sanitario, policial, jurídico, etc. para lo que se precisan acciones coordinadas y conjuntas de todas las administraciones implicadas.
  • Creación de juzgados especializados y Unidades de valoración integral del riesgo, con dotaciones presupuestarias suficientes para la prevención y protección de las víctimas.
  • Formación y sensibilización para quienes intervienen en los distintos procesos (jueces, fiscales, abogacía, fuerzas y cuerpos de seguridad, equipos psicosociales, sistema educativo, sanitario, publicidad y medios) que favorezca el cambio cultural y la acción preventiva.

En el mes de octubre, han sido asesinadas 8 mujeres, las dos últimas, asesinadas en el día de ayer, una mujer en Pontevedra de 38 años y la otra mujer en Fuengirola (Málaga) de 36 años. EN LO QUE VA DE AÑO HAN SIDO ASESINADAS 56 MUJERES más 8 niños y niñas, por ser mujeres o tener relación directa con ellas. Las cifras, mes tras mes, año tras año, son ya de por sí vergonzosas, pero detrás de ese número hay nombres.

Desde CGT estamos continuamente solicitando medidas para erradicar la violencia de género como la que se reproduce que no han tenido contestación:

“Sé que desde la CGT se han puesto en contacto con ustedes en diversas ocasiones solicitando que les informen sobre qué medidas ha adoptado su ministerio para favorecer la erradicación de la violencia de género, no habiendo recibido respuesta alguna.

Este sindicato ha solicitado que se les comunique qué medidas han adoptado desde su ministerio para favorecer la erradicación de la violencia de género, en base a la Ley Orgánica 1/2004 de 28 de diciembre de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, la cual, en su Título I, Medidas de sensibilización, prevención y detección, se incluyen una serie de puntos muy importantes que no se han cumplido ni siquiera mínimamente después de 10 años en vigor de la Ley: el reciclaje del personal implicado en los distintos ámbitos, la inclusión en la educación de alguna materia sobre igualdad y resolución de conflictos, el control del órgano correspondiente de los programas de TV, etc. A pesar de los esfuerzos realizados por los distintos órganos, el hecho de que todos estos cursos sean voluntarios hace que la mayoría de las personas que acceden a ellos sean las más concienciadas, quedando al margen las que realmente lo necesitan: quienes no creen en la igualdad y no tienen la más mínima intención de facilitarla.

Esta formación debería realizarse obligatoriamente, como la que se imparte sobre Salud Laboral.

La institucionalización de la violencia hacia las mujeres, con los recortes económicos y sociales cuyas consecuencias sufrimos en primer grado, hace que los asesinatos se sigan normalizando y que si la mujer no denuncia, este sea su problema. Por no hablar de la confusión generada con la modificación y el pago de las tasas judiciales.

El hecho de imponer a las mujeres maltratadas denunciar ante la policía el maltrato para poder acceder a protección, hace que muchas no se atrevan y continúen aguantando los malos tratos hasta que es demasiado tarde; también se dan casos en los que la mujer denuncia y tiene orden de alejamiento pero da igual: al final, resulta asesinada.

Como denuncia la CGT, la excusa de la crisis les ha servido para recortar todo el entramado de ayuda social a estos casos, reduciendo los pisos de acogida y los centros de atención a mujeres.

Quiero recordar a los distintos ministerios, que en 50 años de violencia terrorista, ha habido 829 víctimas. En 10 años contabilizados por distintas organizaciones, ha habido más de 900 víctimas de violencia machista. La comparación es terrible, pero demuestra la poca importancia que se da a un problema frente a otro.

Como sociedad, no solamente hemos de lamentar la muerte de la persona en sí, también hay que solidarizarse con la desgracia de la familia que queda destrozada después de pasar por estas situaciones tan lamentables.

Hemos de hacer una profunda reflexión sobre la sociedad que estamos formando, legitimando la violencia en todos los aspectos de nuestras vidas, sin que nadie tome medidas contra ella.

Desde CGT, y me sumo a esta petición, exigimos el cumplimiento íntegro de la Ley,que se doten presupuestariamente los programas pertinentes desde los distintos ámbitos y no sólo en lo concerniente a Justicia y funcionarios policiales. Basta ya de considerar a las mujeres ciudadanas de segunda. No podemos consentir que la crisis sea la excusa para que, desde los distintos ámbitos, no se haga nada para erradicar la violencia. Ustedes que tanta preocupación sienten por los seres no nacidos, cumplan con su responsabilidad para que una vez nacidos vivan dignamente y tengan una muerte natural.

Hay medidas que no implican más gasto de dinero, solamente un poco más de voluntad institucional y política que demostraría que las mujeres no somos ciudadanas de segunda.”

CGT considera que la máxima expresión de la violencia machista que representan los asesinatos de mujeres no es la única y la violencia machista va mucho más allá y abarca múltiples formas y ámbitos que atentan contra la dignidad y la lucha por la igualdad que van desde la violencia sexual, el acoso sexista en el trabajo, la explotación sexual, el recorte en los derechos y libertades sexuales, el recorte del derecho al aborto libre y gratuito, los recortes presupuestarios para afrontar el trauma social de los asesinatos, la negación a niveles prácticos de la igualdad, el ataque sistemático a los derechos humanos de las mujeres…

Estos atentados contra la dignidad nos afectan a todas y a todos, sin erradicarlos no podremos construir “el mundo nuevo que llevamos en nuestros corazones”, tenemos que conseguir con nuestra lucha y denuncia pública que no se ampare ni encubra el terrorismo machista, y que las violencias sean asumidas como un problema social. Por eso

 ¡BASTA YA!

Violencia de Género, Violencia de Estado

 

 

8 DE MARZO, Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Posted on Updated on

Cuando a lo largo de todos estos años hemos conmemorado el 8 de marzo comoDía Internacional de la Mujer Trabajadora hemos visto como las condiciones de vida -generales- de la mujer, entendiendo en ello las socio-económicas, no han experimentado avances, sino todo lo contrario: el machismo y patriarcado sí avanzan en esta injusta sociedad. El “número” de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas sigue siendo indignante y obsceno; al igual que la violencia y discriminación “diaria y consentida”.

Reivindicar un cambio de sistema, el fin del capitalismo con el consiguiente reparto de la riqueza es cada vez más necesario, más urgente, en todos los países del mundo al tiempo que es necesario hacer hincapié en la “feminización de la pobreza” internacional. En el último informe de la Fundación FOESSA se incluye un cuaderno específico titulado “La pobreza en España desde una perspectiva de género”, en él se hace un análisis exhaustivo de los indicadores de empleo, salariales, etc, del que pueden extraerse interesantes conclusiones. Aunque parece, estadísticamente, cierto que estos indicadores señalan que la feminización de la pobreza en España presenta un crecimiento menor que la de los hombres (1,3 frente al 3,7), no olvidemos que estos índices se hacen en comparación con la pobreza en general y que no indica que la tendencia al empobrecimiento se haya frenado, sino que ha aumentado entre los hombres debido a que se vincula a la perdida de los puestos de trabajo, mientras que la menor vinculación de las mujeres al mundo laboral hace que no se hayan resentido por esta tendencia, lo que no deja de ser preocupante.

La menor vinculación de la mujer al mercado laboral es uno de los elementos clave en la desigualdad, la también feminización del paro aumenta la dificultad para superar la precariedad. La conquista del mercado laboral ha supuesto aceptar condiciones de empleo traducidas en brecha salarial por encima del 16%, empleos a tiempo parcial ocupados mayoritariamente por mujeres, dificultad (cuando no imposibilidad) de acceso a puestos mejor remunerados, al tiempo que no ha habido ningún esfuerzo por fomentar la corresponsabilidad en las tareas del hogar y cuidados; tareas que por otro lado el sistema invisibiliza e ignora, tanto a la hora de remunerar, como de reconocer la esencialidad que para el mismo sistema estas labores tienen. Y esto en cuanto a las mujeres que han podido acceder al mundo del trabajo, pero no olvidemos que las tasas del paro son muy desiguales entre mujeres y hombres, aún en el siglo XXI, según podemos observar en la EPA del IV trimestre de 2014 2 el desempleo en las mujeres es casi 2 puntos superior al de los hombres; estas diferencias se han reducido respecto a años anteriores, pero se han debido más a la pérdida de empleo de los hombres que a la creación de empleo ocupado por las mujeres.

Todo ello nos lleva a la reflexión sobre la verdadera evolución hacia la igualdad entre hombres y mujeres, si estas cifras y situaciones nos permiten hablar de un cambio en el paradigma social, o más bien de un mantenimiento de las estructuras basadas en las diferencias de sexo y género. Y sobre todo nos lleva a preguntarnos cuánto tiempo más debe pasar para que podamos estar hablando de un mundo de personas, en el que nadie oprima a nadie, más allá de las clases, por razón de su sexo. Nos lleva, pues a hacer un cuestionamiento del sistema, desde la perspectiva de género, que conduce a reivindicar un auténtico cambio social y cultural.

La lucha colectiva sigue siendo el único camino, por ello las organizaciones sindicales y sociales que componemos el Bloque combativo y de clase llamamos a acudir a las manifestaciones del 8 de marzo para reivindicar el fin de patriarcado asesino y del capitalismo opresor.

BLOQUE COMBATIVO Y DE CLASE ALTERNATIVA SINDICAL DE TRABAJADORES (AST) BALADRE CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO (CGT) CONFEDERACIÓN NACIONAL DEL TRABAJO (CNT) COMISIONES DE BASE (CO.BAS) COORDINADORA SINDICAL DE CLASE (CSC) ECOLOGISTAS EN ACCIÓN INTERSINDICAL ARAGÓN (IA) SINDICATO ASAMBLEARIO DE SANIDAD (SAS) SOLIDARIDAD OBRERA (SO)

1http://www.foessa2014.es/informe/uploaded/documentos_trabajo/15102014141447_8007.pdf2 http://www.datosmacro.com/paro-epa/espana

Nota 125: Martes de Igualdad. ¿Vas a ser madre?

Posted on Updated on

Ante el nacimiento de un hijo la mujer debe de enfrentarse a los prejuicios y el rechazo que aún genera un embarazo en el entorno laboral, al parón de la baja maternal y al hecho de que, en nuestra sociedad, sigue siendo la mujer la que asume de manera mayoritaria las responsabilidades de la crianza. Las consecuencias de esta mezcla de factores para la carrera profesional de una mujer son devastadoras; los estereotipos proponen una imagen deformada de la mujer volcada en la familia y poco comprometida con su desempeño profesional, y esta falsa visión de la maternidad como un problema salpica a todas las mujeres, sean madres o no. En Ericsson España las mujeres tienen salarios inferiores, subidas salariales menores, están infrarrepresentadas en los órganos de dirección y sufren peores valoraciones de desempeño.

En CGT creemos que, si queremos avanzar hacia la igualdad, es necesario romper esta visión del embarazo y la maternidad como un problema laboral. Apostamos por medidas que permitan, en primer lugar, compartir la responsabilidad de la crianza de manera más equitativa y por eso en el Plan de Igualdad hay medidas específicas para hombres. Pero también por nuevas medidas de protección de la mujer en periodo de gestación y lactancia y, por supuesto, medidas de conciliación familiar aplicables tanto a hombres como a mujeres.

Salvo en contadas excepciones, el embarazo es un proceso fisiológico que no puede verse como una enfermedad. Sin embargo, la aceptación de la situación de gestación de una trabajadora como algo normal desde el punto de vista laboral debe ir acompañada de medidas de protección a una situación especialmente sensible. En reconocimiento a esta situación se incorporan las siguientes medidas para la protección de la mujer en periodo de gestación:

  • Medida 23. Ericsson se compromete a seguir las recomendaciones de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) en relación con el riesgo durante el embarazo incluyendo estas estas recomendaciones en los protocolos aplicables con participación de los comités de Seguridad y Salud.

De acuerdo a estas recomendaciones, la SEGO aconseja interrumpir la actividad laboral en la semana 37 (semana 34 en embarazos múltiples) para aquellas trabajadoras que ejercen una actividad “Sentada con actividades ligeras”, ya que se producen riesgos ergonómicos imposibles de eliminar. Obviamente, las trabajadoras con actividades que supongan mayor carga física deben interrumpir la actividad antes; puedes consultar el documento completo de la SEGO en éste enlace.

Esta interrupción laboral, no ligada a ninguna baja médica por enfermedad, se inicia a través del servicio médico de la empresa y conlleva el cobro de una prestación a través de la Mutua, que la empresa complementa hasta el 100% del sueldo. Es necesario que la trabajadora solicite formalmente una evaluación de riesgos de su puesto de trabajo, lo que desde CGT se aconsejamos hacer hacia la semana 30.

  • Medida 30. Las trabajadoras embarazadas disfrutarán, desde la semana 32 de gestación, de una reducción de su jornada normal de trabajo de 1 hora diarias, sin que esta reducción conlleve una reducción de su salario. En caso de parto múltiple, esta reducción se disfrutará desde la semana 26 de gestación.
  • Medida 31. Durante este periodo, las trabajadoras tendrán la posibilidad de acogerse a la jornada continua, sin estar obligadas a tomarse el descanso para la comida dentro de su horario de trabajo.

Para proteger la situación de lactancia, se ha conseguido una ampliación de la licencia por lactancia hasta los 10 meses:

  • Medida 17. Uno de los progenitores disfrutará por lactancia de cada descendiente menor de 10 meses, una hora de ausencia del trabajo, ya sea al principio, final de la jornada o durante la misma.
  • Medida 18. Los trabajadores y las trabajadoras podrán acumular las horas de lactancia sustituyéndolas por el disfrute del permiso en días completos.
  • Medida 19. Se permitirá la acumulación de horas de lactancia concentrándolas en 18 días laborables a disfrutar a continuación del permiso de maternidad.

Y recordamos que, en caso de compartir parte de la baja de maternidad también hay beneficios

  • Medida 11. Para fomentar el uso compartido del permiso de maternidad, en caso de que comparta el permiso de maternidad en al menos 5 semanas, cada progenitor disfrutará de una semana adicional de permiso, Independientemente a que sea a tiempo completo o parcial. La compañía solo podría garantizarlo para aquel o aquellos progenitores que trabajan en Ericsson.

Queremos insistir en que la compañía, en todos estos casos, no sólo complementa las prestaciones de la Seguridad Social hasta el 100% del salario fijo, sino que se computan como tiempo trabajado a la hora de calcular el sueldo variable. Es decir, que se busca que no haya ningún perjuicio económico para las trabajadoras que hagan uso de estas nuevas medidas.

Estas medidas, y todas las contenidas en el Plan de Igualdad están en vigor desde el pasado 18 de Diciembre de 2014, fecha en la que se firmó el acuerdo. Si has sido o vas a ser madre, no lo olvides: ahora puedes disfrutar de nuevos beneficios. Lee el plan. Disfrútalos

CGT comprometidos con la igualdad

Concilia. Haz uso de tus derechos