ERyN025

Valoración del desempeño

Posted on

El 2,13% de la plantilla ha obtenido una valoración partially performing o under performing: un fuerte incremento comparado con el 0,6% de 2017. ¿Qué justifica tal incremento de malas valoraciones? Hay varias lecturas.

  • Al despedir a los empleados de más edad (reemplazándolos por mano de obra más barata), se descapitaliza de conocimiento a la Empresa. Además, la falta de oportunidades y la congelación salarial incitan a muchos compañeros a dejar Ericsson. Así, los que quedamos no damos abasto y se nos exige por encima de nuestras posibilidades, pudiendo repercutir en nuestro rendimiento.
  • Otra lectura hace plantearse cuáles serán los criterios para incluir a un empleado en un ERE. Parece que en la decisión del manager primase más la afinidad personal que los criterios profesionales.

Como conclusión, podría inferirse que esta situación sea una forma de mantener tensionada a la plantilla y vivir en el miedo continuo para exigir más y más…

Vulneración del derecho a huelga y el CoBe

Posted on

El COBE establece que “Ericsson se compromete a respetar los 10 principios del Global Compact de las Naciones Unidas” que, en su Principio 3, dispone que hay que “permitir que trabajadores (y organizaciones) ejerzan su derecho de defender sus intereses económicos y sociales”, como es el derecho a huelga.

Este derecho implica aceptar que la huelga es un método legal de presión hacia el empleador. Mitigar sus efectos desviando trabajo a subcontratas es ilegal ya que se incurriría en una vulneración del derecho a huelga.

Este es un ejemplo más de que el COBE es una mera declaración de intenciones y una herramienta que compromete sólo a los empleados. +info

ERyN nº 25. Julio2018

Posted on Updated on

Los resultados del reciente VOICE reflejan el malestar general de la plantilla. Lejos quedan los tiempos en que pertenecer a Ericsson era motivo de orgullo. La solución no pasa por pedir a los empleados formar grupos de trabajo, elaborar planes de mejora o realizar tediosas encuestas internas. Eso ya lo hemos vivido en innumerables ocasiones y no ha solucionado nada.

La falta de confianza en el futuro de Ericsson y sus líderes no puede ser arreglada “desde abajo”. Es la Dirección la que tiene que revertir esta situación, demostrar con hechos que cuida y valora a los empleados y que tiene una estrategia de futuro factible e ilusionante.

Pincha sobre la imagen (abajo) o en este enlace para descargar nuestro boletín en PDF.

CONTENIDO