Despidos

Salarios de tramitación

Posted on

Son aquellos salarios que se dejan de percibir desde que un trabajador es despedido hasta que una sentencia declara el despido improcedente o nulo, readmitiendo la empresa al trabajador.

Tras la reforma laboral de 2012, se tiene derecho a cobrar el salario de tramitación cuando el despido sea declarado:

  • Nulo. La empresa debe readmitir al trabajador y abonar los salarios de tramitación desde la fecha del despido a la de readmisión.
  • Improcedente. Si la empresa decide readmitir, el trabajador puede reclamar los salarios de tramitación acumulados desde el despido a la readmisión.
  • Improcedente para un Representante Legal de los Trabajadores. Tanto si el trabajador opta por readmisión o indemnización, tiene derecho a los salarios de tramitación desde la fecha del despido hasta la fecha de readmisión (o de la sentencia si elige la indemnización).

El artículo 56 del ET muestra la regulación actual. +info

Más de 2M€ para los despedidos de Ericsson Suecia

Posted on

Ericsson ha solicitado 2.130.400€ a la UE en concepto de ayuda a la búsqueda de trabajo para 900 antiguos empleados despedidos en Suecia. El 60% de esta cantidad sería sufragada por el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG). La ayuda se enfocaría a la planificación de la carrera, las subvenciones para la puesta en marcha, la educación, la búsqueda de empleo y los subsidios de movilidad. También se prevén medidas para grupos desfavorecidos, dirigidas a personas mayores de 50 años o con discapacidades físicas.

La ayuda ha sido aprobada por el Parlamento Europeo.

Ericsson ya pidió una ayuda similar en 2016. +info

Lo que MELA piensa del ERE 2017 en España

Posted on

Transcripción de las palabras del Head of MELA, en el AEM del día 5 de febrero.

  • [Min 2:05] “It is very very important for us that we, in these tough times, when we have gone to very tough restructuring, with impacts almost all of us in every function, that we recognize the people who have gone extra mile to achieve both the strategy objective of the company and for our own Market Area.”
  • [Min 36:12] [CEO award] “… to nominate few names of people who have done extraordinary work in driving the Ericsson new strategy and this was basically, as you all remember, to improve the profitability.”
  • [Min 37:33] The fourth name is María Luz, Head of HR of CU Iberia, and in very tough circumstances negotiating with the local unions and the work council executed the restructuring plan for the CU, so she was nominated.”

La Empresa premia a Recursos Humanos en España por despedir a 205 trabajadores, por empeorar el clima laboral, por reducir derechos de los trabajadores, por dar ridículas subidas salariales, por provocar la huida de trabajadores, en definitiva, por aplicar prácticas empresariales más propias del siglo XIX que del XXI. ¿Cúal es el mérito para semejante reconocimiento? ¿Qué hace que éste sea un ejemplo a seguir en MELA?

Este premio debería haber ido para aquellas personas que han salido por la puerta de atrás, despedidos en cualquiera de los múltiples EREs, y que dedicaron su carrera profesional al éxito de Ericsson. Sin embargo, se ha preferido premiar el implementar un nuevo ERE (el cuarto en cinco años) con peores condiciones que los anteriores, con unas causas inexistentes (tal como denunciamos todas las secciones sindicales), con una Empresa con ganancias. ¿Acaso este ERE ha sido “barato” para la compañía? ¿Acaso las demandas en curso no atemorizan a la Empresa? ¿Los acuerdos fuera de la mesa de negociación son suficientes, a juicio de la Empresa, para resistir las demandas? Este premio es una muestra de lo difícil que tenía la empresa sacar adelante este ERE y refuerza nuestra postura en los tribunales.

Presentar esta situación como un “trabajo extraordinario” que deba ser “reconocido” como “Ericsson Heroes” resulta, como poco, de mal gusto. Y, mientras tanto, ni una sola palabra de reconocimiento para los cientos de trabajadores de MELA que han sido despedidos en el último año…

Ericsson España: despedir mejor que reciclar

Posted on

En una entrevista concedida al presidente de Ericsson España, éste reconoce que “ojalá no tengamos que hacer más ERE, pero me extrañaría muchísimo que no siguiera ocurriendo este cambio de perfiles apuntando que no se realizan EREs porque el negocio vaya mal, sino porque no hay intención de reciclar.

Justifica los EREs por el cambio de tecnologías y competencias, pero mayor salto tecnológico hubo entre la primera telefonía móvil analógica al 4G, y entonces no fueron necesarios EREs.

¿Qué cambia en este caso? Pues que Ericsson España no apuesta por sus empleados. Prefiere despedir a invertir en formación y reciclaje, al contrario que en Suecia donde apoyan a sus empleados en lugar de despedirlos, facilitándoles las competencias necesarias para abordar nuevas tecnologías. +info

El otro ERE

Posted on

La política de continuos EREs tiene implicaciones más allá de las cifras oficiales. Nos referimos a los compañeros que dejan la compañía sin indemnización. Suelen ser voluntarios en un ERE que, tras ser vetados, deciden seguir adelante y dejar la Empresa.

Son muchos los compañeros que han dejado Ericsson desde que, a finales de octubre de 2017, empezó el proceso del ERE. En total, según nuestros cálculos, 242 empleados (174 de EEM y 68 de ENI).

Según la información que nos ha proporcionado la Empresa, hasta finales de enero de 2018 han salido adscritos al ERE 205 empleados entre voluntarios y forzosos (139 de EEM y 66 de ENI).  Por tanto, 37 compañeros (242-205) han dejado la compañía en este mismo período fuera del ERE. La mayoría se apuntaron al ERE, fueron vetados y, aun así, decidieron marcharse.

Es indignante que en EEM, con 44 salidas forzosas en el ERE, haya habido 35 bajas voluntarias fuera del ERE en el mismo período y un número indeterminado de voluntarios vetados que continúan en la Empresa. ¿Cuántas salidas forzosas hubieran podido evitarse de no vetar a los voluntarios, tal como defendemos en CGT? Nunca sabremos el número exacto pero, con una sola salida que se hubiera evitado, el esfuerzo hubiera merecido la pena. Lamentablemente, la Dirección no parece pensar lo mismo.