Audiencia Nacional

Nota 51: Reclama lo que es tuyo, reclama todo tu bono

Posted on Updated on

Reclama lo que es tuyo, reclama todo tu bono

Como ya hemos comunicado y como consecuencia de las demandas interpuestas en su momento, la Audiencia nacional y posteriormente el Tribunal Supremo nos reconoció el derecho declarando “la nulidad de la modificación substancial de las condiciones de trabajo realizada por la dirección de la empresa” con la reducción del bono a partir del año 2009.

Posteriormente la Audiencia Nacional nos volvió a reconocer este derecho tras un nuevo intento de reducir el bono del 2012 por la Dirección declarando “la nulidad de la modificación sustancial del porcentaje del sistema de retribución variable o bono. Declaramos igualmente el derecho de los trabajadores a seguir percibiendo el bono con los mismos porcentajes que hasta el 2009 se aplicaban, y condenamos a la empresa a abonarles los bonos correspondientes al sistema de retribución variable existente hasta el 2009.”

Esta sentencia fue nuevamente recurrida ante el Tribunal Supremo por la empresa.

Como sabéis CGT, como el resto de los sindicatos, ofreció sus servicios jurídicos para solicitar la ejecución de la sentencia que debía hacerse de forma individual. Posteriormente os invitamos a denunciar el bono del 2012.

Ante la inminencia de los primeros juicios y en plena negociación de ERE, la empresa nos pidió que retrasáramos los juicios en los que reclamábamos las cantidades dejadas de percibir de los bonos del 2009, 2010 y 2011 ya que “se iba a solucionar en la negociación”, cosa que no sucedió. Ahora la empresa ofrece un acuerdo basado en el abono de los bonos dejados por percibir los años 2009, 2010 y 2011 basados en sus cálculos bajo la amenaza de recurrir (y alargar) todo lo posible las sentencias ejecutorias individuales.

Desde CGT queremos indicaros nuestra visión de esta propuesta:

  1. Consideramos que el cálculo efectuado por la empresa (no fundamentado de ninguna manera) es sustancialmente inferior al que hemos solicitado basado en la documentación de las nóminas.
  2. La propuesta no incluye el pago de los intereses que legalmente estimamos deberían ser devengados por la demora en el pago.
  3. La propuesta tampoco incluye ninguna compensación por los gastos y costas soportados por los trabajadores consecuencia de esta decisión ilegal tomada por la empresa.

En consecuencia consideramos que la oferta empresarial se correspondería con el mínimo que pudiera garantizar una sentencia de ejecución evitando pasar por esa situación a una Dirección que no tiene ningún reparo en retener durante años, cuando no directamente no abonar, parte del salario a sus trabajadores.

Es necesario aclarar que Ericsson nunca ha tenido problemas para hacer frente a estos pagos y la única intención es reducir la retribución de sus trabajadores aún a teniendo que maniobrar fuera de la Ley. Creemos que desde un punto de vista financiero no podemos dejar que la empresa se financie por sistema con nuestros salarios ni que después de un proceso tan complicado y largo ni siquiera se haga cargo de los gastos originados a los afectados por su deplorable actuación. Por tanto os instamos a los demandantes a no aceptar acuerdo extrajudicial alguno en estas condiciones.

Por otra parte os recordamos que todavía estáis a tiempo para reclamar el bono del 2012 contactando con nosotros en la Sección Sindical CGT.

También queremos hacer notar la importancia que tiene este asunto para la Dirección que trató de utilizar el ERE para reducir el bono a cambio de 10 puestos de trabajo mostrando una vez más el nivel de responsabilidad con sus trabajadores. El acuerdo alcanzado por el resto de fuerzas sindicales establece en el punto 9.1 el compromiso para “intentar negociar esta cuestión y tratar otros asuntos relativos a la retribución, debiendo llegar a un acuerdo antes del día 15 de octubre de 2013.”

Esperamos que este nuevo intento de reducir el bono sin compensación alguna por parte de la Dirección no tenga el éxito deseado y que el compromiso temporal adquirido por los firmantes del acuerdo no comprometa una solución satisfactoria. CGT de nuevo en este caso, al no haber adquirido este compromiso, se convierte en garante de una negociación de la que esperamos la Dirección no intente excluirnos.

No dejes que tu salario engrose sus beneficios