Movilización y participación

La cuarta ola feminista

Posted on

Las movilizaciones del 8 de marzo visibilizan que el feminismo es el movimiento social con más empuje del momento, volviendo a ser un fenómeno de masas con carácter global. Es lo que ya se considera la cuarta ola feminista.

La primera ola feminista surgió durante el siglo XVIII dentro de la Ilustración y tuvo como objeto conseguir que a la mujer se le reconociera el papel de ciudadana; la segunda corresponde a los movimientos sufragistas del siglo XIX que pedían el derecho al voto para la mujer y la tercera arranca en los años 60 del siglo pasado pidiendo la igualdad social y cultural, además de abordar, por primera vez el porqué de la opresión de la mujer.

Tras un periodo de desmovilización, en los últimos años el movimiento feminista ha vuelto a tomar fuerza y resurge, en una cuarta ola, con carácter internacional y un discurso basado en la multiplicidad de modelos femeninos. El objetivo de conseguir una igualdad real, más allá de la igualdad teórica recogida en las leyes se aborda ahora desde múltiples enfoques.

La indefensión aprendida

Posted on

El síndrome de indefensión aprendida es la creencia subjetiva de que nada de lo que hagamos puede cambiar la situación que padecemos. Es un esquema de pensamiento que se desarrolla gradualmente, orientado a doblegar la voluntad.

Con los EREs continuados, Ericsson intenta doblegar nuestra voluntad de lucha. En CGT nos enfrentamos a la Empresa para acabar con esta dinámica.

Un reciente ejemplo de lucha sindical lo vivimos en marzo con la  mayor huelga en Amazon desde que opera en Europa. Esta lucha fue iniciada y liderada por los sindicatos “no mayoritarios”, que han sufrido campañas de desprestigio cuando han estado detrás de movilizaciones como la de los estibadores, Aeropuerto del Prat, Renfe o la propia Amazon. Sólo tras un seguimiento aplastante de la plantilla se sumaron los sindicatos “mayoritarios”.

Y es que somos los sindicatos “minoritarios” los que estamos detrás de la defensa, sin condiciones, de los empleados, y no firmamos acuerdos con las empresas que insisten en el deterioro continuo de las condiciones laborales.

Tenemos que ser conscientes de cómo nuestra voluntad está siendo debilitada por este síndrome y recuperar la confianza en nuestra capacidad de lucha.

 

Nota: En Amazon, el comité de empresa está constituido por CGT (6), CSIT Unión Profesional (5), UGT (4) y CCOO (4).

Comprometidos con la igualdad

Posted on

CGT está totalmente comprometido con la igualdad entre hombres y mujeres. Con este propósito, hemos convocado una Huelga General de 24 horas para el 8 de marzo, Día Mundial de la Mujer Trabajadora. Sobran los motivos: la dificultad de la mujer para acceder al mercado laboral, la incompatibilidad de muchos trabajos con la conciliación familiar, la brecha salarial y el acoso sexual en los lugares de trabajo, la violencia de género o la falta de un proyecto educativo que normalice la diversidad.

Otras batallas

Posted on Updated on

Gracias a CGT, las huelgas en Ericsson no tendrán servicios mínimos

CGT demostró que Ericsson no tiene amparo legal para reclamar tales servicios. Valoramos muy positivamente esta pequeña victoria que refuerza la repercusión de una huelga en la Empresa.

 

Código Ético (CoBE)

Gracias a la presión de CGT y el resto de sindicatos en el Comité Europeo de Ericsson, se ha conseguido introducir importantes mejoras en la redacción del Código Ético de la empresa.

 

Sobrejornadas: requerimiento de Inspección

Inspección de Trabajo constató la existencia de sobrejornadas en Ericsson y requirió a la Empresa cumplir el Art 35 del Estatuto de los Trabajadores, que obliga a registrar e informar a la RLT de todo tiempo de trabajo que supere la jornada ordinaria. Este mecanismo de control debe servir para mejorar las condiciones de trabajo y dejar de utilizarse las sobrejornadas para suplir a compañeros despedidos. +info

Subcontratas

Posted on Updated on

Ya en 2014, CGT inició la lucha activa contra la precarización laboral al denunciar las contratas de Movistar en Barcelona (Abentel entre otras) por cesión ilegal de trabajadores y contrato de falsos autónomos. Como resultado se impusieron sanciones a las contratas y se las obligó a asumir como empleados propios a los autónomos en situación irregular.

En Ericsson España existe un uso opaco de la subcontratación, que está sirviendo para precarizar el empleo y reemplazar, por medio de continuados EREs, a empleados propios. Se ha requerido en numerosas ocasiones a la Empresa que proporcione a la Representación Legal de los Trabajadores la información sobre subcontratas que le obliga la ley. Ante su negativa, desde CGT FESIM interpusimos una denuncia a Inspección de Trabajo que ha requerido a Ericsson que aporte la información sobre subcontrataciones que establece el Art. 42 del ET.

En 2018 seguiremos insistiendo en controlar la subcontratación en Ericsson para que no vuelva a ser una vía de extinción de empleo.