Igualdad

CGT y el 8M

Posted on

El pasado 8 de marzo se produjo una histórica movilización feminista en defensa de la igualdad real entre hombres y mujeres. Las mujeres paramos y salimos masivamente a la calle para recordar que aún queda mucho por hacer.

Como sindicato fuertemente comprometido, CGT supo estar ahí, trabajando con la Plataforma 8 de marzo y dando cobertura legal a la huelga feminista de 24 horas, otro hito histórico, pese a la contraprogramación y la desinformación vertidas desde otras organizaciones sindicales.

El movimiento feminista ha vuelto para quedarse. Desde CGT mostramos nuestro apoyo total a esa causa y seguiremos luchando para que el impulso del 8 de marzo se traslade a la realidad de todas las mujeres.

La cuarta ola feminista

Posted on

Las movilizaciones del 8 de marzo visibilizan que el feminismo es el movimiento social con más empuje del momento, volviendo a ser un fenómeno de masas con carácter global. Es lo que ya se considera la cuarta ola feminista.

La primera ola feminista surgió durante el siglo XVIII dentro de la Ilustración y tuvo como objeto conseguir que a la mujer se le reconociera el papel de ciudadana; la segunda corresponde a los movimientos sufragistas del siglo XIX que pedían el derecho al voto para la mujer y la tercera arranca en los años 60 del siglo pasado pidiendo la igualdad social y cultural, además de abordar, por primera vez el porqué de la opresión de la mujer.

Tras un periodo de desmovilización, en los últimos años el movimiento feminista ha vuelto a tomar fuerza y resurge, en una cuarta ola, con carácter internacional y un discurso basado en la multiplicidad de modelos femeninos. El objetivo de conseguir una igualdad real, más allá de la igualdad teórica recogida en las leyes se aborda ahora desde múltiples enfoques.

Comprometidos con la igualdad

Posted on

CGT está totalmente comprometido con la igualdad entre hombres y mujeres. Con este propósito, hemos convocado una Huelga General de 24 horas para el 8 de marzo, Día Mundial de la Mujer Trabajadora. Sobran los motivos: la dificultad de la mujer para acceder al mercado laboral, la incompatibilidad de muchos trabajos con la conciliación familiar, la brecha salarial y el acoso sexual en los lugares de trabajo, la violencia de género o la falta de un proyecto educativo que normalice la diversidad.

La brecha salarial en EEM

Posted on Updated on

En el conjunto de España, en el año 2017, la brecha salarial entre hombres y mujeres se  situó en el 14,9%. +info

En ese mismo año, la brecha salarial en EEM, considerando salario sin variables ni otras retribuciones como disponibilidad, bonus, etc., está alineada con la media nacional. En todas las áreas el hombre gana de media más que la mujer, y en algunas esa diferencia llega a triplicarse.

Más aún, con los puestos de responsabilidad copados por hombres, su salario se ve incrementado con incentivos variables, aumentando así la brecha salarial.

La Empresa ejecuta desde hace años una política salarial opaca, sin rangos salariales y subidas supeditadas al criterio del manager, sin un criterio único en toda la Empresa ni un sistema de baremos que permita auditar la legitimidad de las subidas y evite perjudicar reiteradamente a la mujer por razones ajenas al trabajo, como la maternidad.

La Comisión de Igualdad de EEM trabaja para que la Empresa implemente el Plan de Igualdad que firmó en 2014 y active planes y medidas para su cumplimiento.

Igualdad

Posted on Updated on

CGT lucha por trasladar a la negociación colectiva y a las relaciones laborales en las empresas una igualdad real entre hombres y mujeres, además de protección especial para colectivos en riesgo. Para CGT este es un tema fundamental y luchamos por la igualdad y contra el acoso en Ericsson y en el resto de la sociedad.

Por esta razón CGT ha estado involucrado desde el principio, liderando el desarrollo del Plan de Igualdad de EEM para llegar a un Plan de Igualdad moderno, que asegure la igualdad de oportunidades, permita la conciliación familiar y la integración de todos los colectivos.

Desde la firma del Plan de Igualdad de EEM en 2014, la Empresa ni ejecuta las medidas pactadas ni aporta información para su seguimiento. Ante esta inmovilidad, CGT demandó a la Empresa en la Audiencia Nacional por su incumplimiento. La AN estimó la demanda de CGT y Ericsson deberá presentar la información requerida correspondiente a la aplicación de medidas relacionadas con el equilibrio de la composición de la plantilla, sobre la formación para el fomento de la promoción de mujeres a puestos de responsabilidad, acciones sobre la reducción de la brecha salarial y acciones de reciclaje para personas que hayan dejado de trabajar para atender responsabilidades familiares.