Empleo

Demanda colectiva ERE 2017

Posted on

En CGT seguimos trabajando para defender a los 66 trabajadores que tuvieron que abandonar la Empresa de manera forzosa el pasado mes de diciembre. Hemos interpuesto una demanda colectiva que se juzgará en la Audiencia Nacional el día 6 de marzo.

A diferencia de lo ocurrido en otras ocasiones, la Empresa ha optado por la falta de transparencia y sigue evitando confirmar si va a haber más despidos forzosos.

El otro ERE

Posted on

La política de continuos EREs tiene implicaciones más allá de las cifras oficiales. Nos referimos a los compañeros que dejan la compañía sin indemnización. Suelen ser voluntarios en un ERE que, tras ser vetados, deciden seguir adelante y dejar la Empresa.

Son muchos los compañeros que han dejado Ericsson desde que, a finales de octubre de 2017, empezó el proceso del ERE. En total, según nuestros cálculos, 242 empleados (174 de EEM y 68 de ENI).

Según la información que nos ha proporcionado la Empresa, hasta finales de enero de 2018 han salido adscritos al ERE 205 empleados entre voluntarios y forzosos (139 de EEM y 66 de ENI).  Por tanto, 37 compañeros (242-205) han dejado la compañía en este mismo período fuera del ERE. La mayoría se apuntaron al ERE, fueron vetados y, aun así, decidieron marcharse.

Es indignante que en EEM, con 44 salidas forzosas en el ERE, haya habido 35 bajas voluntarias fuera del ERE en el mismo período y un número indeterminado de voluntarios vetados que continúan en la Empresa. ¿Cuántas salidas forzosas hubieran podido evitarse de no vetar a los voluntarios, tal como defendemos en CGT? Nunca sabremos el número exacto pero, con una sola salida que se hubiera evitado, el esfuerzo hubiera merecido la pena. Lamentablemente, la Dirección no parece pensar lo mismo.

Revisión estratégica del área de Media

Posted on

En 2017 Ericsson ha estado buscando una solución estratégica para dos grandes partes de la compañía: Media Solutions y Broadcasting, ambas con presencia en España. Tras muchas incertidumbres y rumores de venta, las decisiones se han comunicado esta misma semana.

  • El área de Broadcasting (ahora Red Bee Media) que cuenta con unas 75 personas, principalmente en Sevilla, y que ya se había separado en una entidad legal independiente (EXM), permanecerá en Ericsson y no habrá desinversión.
  • El área de Media Solutions, que en España cuenta con casi 60 trabajadores, concentrados fundamentalmente en Torre Suecia, se venderá al fondo de inversión One Equity Partners, aunque Ericsson ha decidido mantenerse como accionista minoritario de la nueva compañía.

Desde CGT estaremos pendientes de los siguientes pasos a nivel local, y vigilaremos especialmente la venta de la división de Media Solutions, para asegurar el mantenimiento de las condiciones laborales y trabajar en las garantías de empleo de los compañeros afectados.

Otras batallas

Posted on Updated on

Gracias a CGT, las huelgas en Ericsson no tendrán servicios mínimos

CGT demostró que Ericsson no tiene amparo legal para reclamar tales servicios. Valoramos muy positivamente esta pequeña victoria que refuerza la repercusión de una huelga en la Empresa.

 

Código Ético (CoBE)

Gracias a la presión de CGT y el resto de sindicatos en el Comité Europeo de Ericsson, se ha conseguido introducir importantes mejoras en la redacción del Código Ético de la empresa.

 

Sobrejornadas: requerimiento de Inspección

Inspección de Trabajo constató la existencia de sobrejornadas en Ericsson y requirió a la Empresa cumplir el Art 35 del Estatuto de los Trabajadores, que obliga a registrar e informar a la RLT de todo tiempo de trabajo que supere la jornada ordinaria. Este mecanismo de control debe servir para mejorar las condiciones de trabajo y dejar de utilizarse las sobrejornadas para suplir a compañeros despedidos. +info

STV/SIP

Posted on Updated on

Durante los últimos años la Empresa ha intentado modificar los objetivos (STV/SIP) con carácter retroactivo.

Ya en 2016, el primer intento de modificar los objetivos fue demandado por CGT y el resto de sindicatos. Se acabó con un acuerdo en la Audiencia Nacional que aseguraba al menos el “commitment” para los primeros 6 meses (prácticamente lo único que al final se abonó a la plantilla).

En 2017 la Empresa volvió a realizar cambios en el cálculo de los objetivos con carácter retroactivo, lo que fue nuevamente demandado por todos los sindicatos. Esta vez, en un ejercicio de soberbia, la Empresa no quiso negociar un acuerdo y decidió ir a juicio. La Audiencia Nacional estimó la demanda de nulidad de la modificación del STV/SIP respecto a los objetivos fijados para el 2017, obligando a mantener los objetivos comunicados a principios de 2017 para la percepción del bono.