Nota 294. VOICE noviembre 2018

Posted on

La Empresa acaba de lanzar una nueva encuesta de VOICE. Atrás queda la consulta de mayo en la que los empleados ya mostramos nuestro descontento con la situación, sin ver en este tiempo ningún progreso positivo, sino más de lo mismo:

  • STV 2017: se ha ignorado la sentencia que declaró nulo el cambio de objetivos a mitad de año con carácter retroactivo, y se ha recurrido a argucias legales para evitar su pago. Parece que la Empresa prefiere gastarse el dinero en contratar a los mejores abogados en lugar de en premiar a la plantilla.
  • Tickets restaurante: se niega el incremento que permite la nueva legislación.
  • Tarjeta transporte: se niega una tarjeta que, sin coste adicional para la Empresa, supondría un ahorro para la plantilla y una forma de evitar la pérdida de poder adquisitivo ante las mínimas o nulas subidas salariales.
  • Presiones a la plantilla: como la bronca generalizada a los compañeros del proyecto CNE’20 de MasMovil y las amenazas de “consecuencias” si se repetían los errores.
  • Menosprecio por los empleados: como las declaraciones de nuestro consejero delegado, afirmando que no dudaría en sacar todo el centro de I+D de España si el Gobierno aplicase la “Tasa Google”.

A todo esto, hay que sumar las preocupaciones ya expuestas en mayo, a las que no se ha puesto remedio:

  • Traspaso de empleados y venta de empresas: además de los EREs, Ericsson está reduciendo plantilla mediante el traspaso a nuevas empresas, que luego son vendidas al mejor postor. Si primero fue Ezentis, ahora le toca el turno a Mediakind.
  • Nulas subidas salariales: El Consejo de Administración se subió el sueldo un 18% acumulado en 3 años con EREs (2015-2017) mientras a la plantilla sólo se le subió un acumulado del 3%.
  • Falta de compromiso en igualdad de género: con una brecha salarial considerable entre sexos y una falta de planes para el acceso de mujeres a puestos de responsabilidad, copados por hombres.
  • Desmotivación de los empleados: la marca Ericsson ya no es una marca reconocida de buen empleador, y sigue empeorando. Ahora nos dan 1000€ por traer a alguien cualificado a la Empresa (no parece que los buenos técnicos vengan por propia iniciativa).
  • Inseguridad laboral: la Empresa habla de reciclar, pero no se realizan planes de formación para los empleados que, llegado el momento, serán despedidos en un nuevo ERE por considerarlos obsoletos.
  • Sobrejornadas: el trabajo de los despedidos es asumido por el resto, sobrecargando a la plantilla.
  • Merma de derechos: Ericsson nos fuerza a acudir continuamente a los tribunales para preservar los derechos más básicos que nos asisten.
  • Incumplimiento de acuerdos como el plan de re-skilling o el incremento de plazas de parking en ML (ampliando sólo 25 de las 30 plazas pactadas).

No dejes pasar esta oportunidad.

La encuesta VOICE es nuestro libro de reclamaciones: úsalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.