Nota 205: Ningún despedido forzoso en el SSO

Posted on Updated on

Ningún despedido forzoso en el SSO

El programa Profitability+ se ha cerrado definitivamente en SSO sin ningún despedido forzoso.

Como ya hemos informado en sucesivas ocasiones, CGT interpuso una demanda colectiva de nulidad contra el ERE asociado al programa Profitability+, que se unía a otra presentada también por STC.

Como resultado de la demanda de nulidad, el 23 de septiembre se firmó un acuerdo en la Audiencia Nacional por el cual se extendían las adscripciones voluntarias a todos los empleados de EEM y ENI para “intentar limitar las extinciones forzosas”, permitiendo a los trabajadores que así lo desearan adscribirse voluntariamente a estas medidas, y ofreciendo garantías para las rotaciones limitando la arbitrariedad de los vetos.

A la fecha del acuerdo, en el SSO había un total de 12 puestos afectados, todos ellos con un perfil administrativo que dificultaba la rotación por un puesto de “características profesionales semejantes a las de quien vaya a sustituirle”, puesto que Ericsson es una empresa con perfiles eminentemente técnicos.

Ahora podemos decir que el acuerdo está siendo un éxito al evitar, en su implementación en el SSO, que haya despedidos forzosos. Esto demuestra, una vez más, que las cosas se podían haber hecho de otro modo, evitando que ningún empleado de Ericsson saliera forzosamente y cubriendo la totalidad de las salidas con voluntarios. Para ello solo era necesario ampliar los plazos de las salidas forzosas y abrir la voluntariedad a todos los departamentos no afectados de EEM y ENI, en línea con las propuestas hechas por CGT durante el periodo de negociación.

Negociación en la que, recordemos, otras fuerzas apelaron de manera insistente a una peculiar unidad sindical que, en su obsesión por evitar el conflicto, exigía ir todos unidos hacia el desastre. Alegaron que el acuerdo que habíamos alcanzado no servía para nada, e incluso dijeron de nosotros que “… estuvieron arrastrándose (literalmente) a la empresa, para conseguir un acuerdo muy simple (el que fuera para lavar su imagen).” El tiempo pone a cada uno en su sitio: que se lo digan sino a los compañeros del SSO que han podido mantener su puesto de trabajo gracias a las rotaciones que ha buscado la dirección como consecuencia de este acuerdo.

Nos preguntamos si con un poco de buena voluntad por parte de la empresa, o de  firmeza de todas las fuerzas sindicales a la hora de luchar por nuestros derechos, se podría haber conseguido que no hubiera habido ni una sola salida forzosa.

Desde CGT siempre hemos defendido el interés de todo el colectivo Ericsson, anteponiendo siempre el interés común, sin doblegarnos a coacciones ni a intereses de unos pocos. Desde que la empresa interpuso el ERE, en CGT hemos defendido que quienes dejaran esta empresa lo hicieran voluntariamente, con las mejores condiciones de salida pero sin hipotecas para el futuro y sin sacrificar a ningún compañero con su despido forzoso.

Nosotros tenemos la obligación de velar por las mejores condiciones para todos y nuestra decisión está basada en este compromiso.

Por defender los derechos de todos los trabajadores hemos sido atacados en aras de un desenlace incierto, un ataque basado en el miedo y en la incertidumbre, pues es más fácil acogerse a unas condiciones mediocres que luchar por obtener otras mejores.

Esto no hace sino que seamos rehenes de la empresa a la hora de negociar, puesto que la empresa, partiendo de unas inaceptables condiciones, solo tiene de mejorarlas mínimamente para dar argumentos a aquellos que estén de su parte, permitiéndoles vender como éxito algo que no es más que la propia estrategia establecida por la empresa antes de sentarse a la mesa de negociación.

Ahora podemos decir, sin lugar a dudas, que debemos seguir en la lucha por nuestros derechos adquiridos tras años de lucha, manteniéndonos firmes en nuestras convicciones.

Son muchos los mails recibidos de personas que ven peligrar su puesto de trabajo solicitándonos ayuda. Esto nos anima a seguir luchando, pues para nosotros es una indicación de que somos un sindicato que lucha por los intereses de todos los empleados y que no se pliega al chantaje de o lo coges o lo dejas. Y que si no estás de acuerdo te voy a ofrecer unas malas condiciones para que sean tus propios compañeros los que te presionen para que las aceptes. Aderezado además con el chantaje por parte de otras fuerzas sindicales con un propósito más electoralista que de defensa de los intereses de la comunidad a la que representan.

Tras la nefasta negociación del Despido Colectivo de Profitability+ que finalizó con un acuerdo unilateral de la empresa con una representación minoritaria de los trabajadores sin apenas oposición ni lucha. Ahora estamos en otra situación, la ejecución en el SSO sin despidos nos invita a afrontar un nuevo futuro en el que el despido forzoso no sea la opción por defecto elegida por la empresa. El próximo objetivo es ITTE que esperamos se salde nuevamente sin ningún despido forzoso. De momento sobre la ejecución de estas reducciones, la empresa no nos ha dado información. Parece que ya se está cocinando una segunda fase del Profitability+, y esperamos que todos hayamos aprendido que juntos se puede evitar dejar a compañeros tirados en el camino, simplemente buscando del beneficio de todo el colectivo Ericsson y no solo de unos pocos, y permaneciendo unidos en un frente común.

En Ericsson no sobra nadie; No a los despidos forzosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *